top of page
Buscar

Los peligros de vivir una vida en el sol

Actualizado: 20 sept 2021


Vivir, trabajar y pasar tiempo en el soleado sur de España ciertamente tiene sus ventajas: el clima mediterráneo, la dieta y el estilo de vida que llevamos aquí es un sueño literal para muchos. Sin embargo, la vida bajo el sol no está exenta de riesgos y, por desgracia, uno que vemos con demasiada frecuencia aquí en la clínica médica privada Reisbeck de Marbella es el melanoma, comúnmente conocido como cáncer de piel. Aunque este tipo de cáncer puede afectar, y de hecho lo hace, a cualquier parte del mundo, los riesgos de desarrollarlo en España, concretamente en el sur de España, son mayores porque es más frecuente en climas más cálidos, ya que los rayos UV del sol son un factor importante que contribuye a su desarrollo. Otros factores de riesgo para desarrollar un melanoma son tener la piel clara, antecedentes de quemaduras solares graves o continuas, predisposición genética, un sistema inmunitario debilitado y tener un gran número de lunares en la piel, sean o no de tamaño o forma inusual.


Desarrollar un melanoma

El melanoma, o cáncer de piel, consiste en el desarrollo de células cancerosas en lugar de las sanas en las melantillas del cuerpo (las células que producen melanina, o pigmento, en la piel). Aunque todavía no se sabe del todo por qué y cómo ocurre exactamente, sí sabemos que estas células cancerosas crecen a partir de células cuyo ADN ha sido dañado, a menudo (pero no siempre) por la radiación UV. Esto significa que las personas que viven en climas más soleados, más cerca del ecuador o en zonas más elevadas, donde los rayos UV son naturalmente más fuertes, son más propensas al cáncer de piel. Lo mismo ocurre con las personas que se exponen intencionadamente a los rayos UV, como los de una camilla de bronceado. La melanina, producida en las células de la piel, es la protección natural del cuerpo contra los rayos UV, por lo que las personas de piel clara (las que tienen menos melanina) también tienen un riesgo significativamente mayor de desarrollar un melanoma.


El melanoma no se puede prevenir por completo, pero el riesgo de desarrollarlo puede reducirse drásticamente limitando la exposición a los rayos UV, especialmente si se tiene alguno de los factores de riesgo conocidos. Permanecer en el interior durante las horas más calurosas del día, usar protector solar y ropa protectora, y evitar las camas solares o las lámparas solares son las mejores maneras de mantenerse a salvo del cáncer de piel.


Síntomas del melanoma

Cuando se habla de melanoma, los médicos no suelen referirse a los "síntomas" sino a los "signos". Esto se debe a que a menudo el dolor o los efectos secundarios del cáncer son escasos o nulos hasta que alcanza un estado avanzado. Sin embargo, lo más probable es que al principio el cuerpo presente signos de que el melanoma se ha desarrollado en las células de la piel. Éstos suelen verse en uno o más de los cinco estilos de lunares que pueden desarrollarse en la piel, de los cuales sólo uno tiene poco o ningún color, lo que significa que suelen ser fácilmente detectables si se sabe lo que se busca. Estos lunares potencialmente cancerosos pueden tener cualquier forma o tamaño, aunque tienden a ser ligeramente más grandes de lo habitual o a tener un color o una forma irregular. También pueden, aunque no siempre, estar elevados, aumentar de tamaño con el tiempo, sangrar o supurar. Una peca o un lunar sensible o doloroso al tacto también puede ser un signo de cáncer, pero esto no es típico y un lunar doloroso a menudo también puede significar algo mucho menos grave.


En las fases avanzadas del melanoma, si el cáncer que se desarrolló en la piel se ha extendido hacia abajo, a otros órganos del cuerpo, dependiendo de a dónde se haya extendido, puede aparecer un bulto duro en la piel, los ganglios linfáticos pueden endurecerse o hincharse, podría producirse una pérdida de peso rápida o inexplicable, Puede aparecer ictericia (coloración amarillenta de los ojos y la piel), dolor de estómago o dificultades respiratorias, o bien puede experimentar un gran cansancio, dolor de espalda que no desaparece después de descansar, dolores de cabeza, convulsiones, cambios de personalidad o de humor, confusión, debilidad, dificultad para hablar y/o problemas de visión.


El melanoma, como todos los tipos de cáncer, tiene las mejores opciones de tratamiento cuando se detecta a tiempo, por lo que es importante conocer su cuerpo e informar a su médico de cualquier cambio nuevo o sospechoso.


Diagnóstico y tratamiento

El melanoma suele ser detectado por primera vez por el paciente cuando nota una peca o un lunar inusual en su cuerpo, o que ha cambiado de alguna manera. Por tanto, es importante que vigile su propia piel para poder detectar estos cambios. Si ha observado una peca o un lunar en cualquier parte de su cuerpo que se ha desarrollado o cambiado recientemente, hable con su médico, que puede, si también sospecha de melanoma, confirmar fácilmente el diagnóstico con una simple biopsia, que consiste en extirpar quirúrgicamente el lunar sospechoso y examinarlo en busca de células cancerosas. Si se detecta el cáncer, pueden realizarse pruebas de seguimiento adicionales para comprobar si el cáncer se ha extendido a zonas cercanas del cuerpo, en particular a los ganglios linfáticos.


La extirpación quirúrgica de un lunar que contiene un melanoma tiene una alta tasa de éxito e incluso con un diagnóstico confirmado de cáncer, no suele ser necesario ningún otro tratamiento. Sin embargo, en algunos casos, y dependiendo de sus circunstancias particulares, el melanoma puede tratarse también, o además, con inmunoterapia (que utiliza sus propios glóbulos blancos para combatir cualquier resto de cáncer), terapia dirigida (un tratamiento farmacológico que se dirige a las células con cambios genéticos específicos que pueden estar causando el desarrollo del melanoma), radioterapia (en la que se enfocan haces de energía de alta potencia sobre las células cancerosas para matarlas) o quimioterapia (un tratamiento farmacológico intravenoso o en forma de píldora que mata las células cancerosas).


Hable con un médico sobre sus temores en relación con el melanoma

Si sospecha que tiene o puede desarrollar un melanoma, y aunque sólo sea para su mayor tranquilidad, siempre es mejor que hable con su médico de cabecera sobre sus temores. Puede ayudarle a entender su riesgo, a identificar las formas de prevenir el desarrollo del cáncer de piel y a saber cómo detectar lunares o pecas sospechosas en su cuerpo para poder detectar cualquier signo de melanoma en una fase temprana. En el centro de salud privado Reisbeck Medical de Marbella, nuestros médicos de cabecera y de familia, formados internacionalmente y con gran experiencia, están siempre disponibles para ofrecerle ayuda y consejos específicos para sus circunstancias personales y su historial médico y familiar. Tanto si se trata de un melanoma como de cualquier otro problema de salud que tenga, desde las consultas iniciales hasta el diagnóstico y el tratamiento, creemos en la salud holística y en un enfoque centrado en el paciente para su bienestar. Sabemos que cada paciente es diferente, por lo que no hacemos diagnósticos o tratamientos de talla única, y nuestros cuidadosos y expertos médicos siempre se tomarán el tiempo para escuchar y entender sus preocupaciones y realizar las pruebas que necesite para obtener las respuestas que busca, olvidando citas innecesarias que le hacen perder tiempo, energía y dinero. Nos enorgullecemos de tratar los problemas de salud con las opciones más innovadoras, la tecnología más avanzada, gracias a la habilidad y experiencia de los expertos médicos, para que usted obtenga el tratamiento más exitoso posible, sin importar la enfermedad, la dolencia o el problema de salud que esté enfrentando.


Para reservar una consulta con un médico de cabecera o internista en Marbella, llámenos al +952 779 680 o envíe un correo electrónico a info@reisbeck-medical.com. También puede rellenar una solicitud de cita online en

http://www.doctorsmarbella.com/book-an-appointment

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentarze


bottom of page